Magnetoterapia y biomagnetismo

Magnetoterapia

Es una terapia alternativa a la medicina tradicional, consistente en el empleo de imanes sobre las zonas del cuerpo humano en las que se sufre dolor o algún tipo de patología para curar o mejorar inflamaciones, heridas, o lesiones, entre otras. Aunque sus efectividad no está 100% probada, diferentes estudios ha comprobados que existen mejorías.

Se utiliza especialmente para lesiones óseas o musculares u otros problemas de huesos como artritis y osteoartritis, pero también ´para el dolor generalizado de todo el cuerpo, o incluso para las migrañas ya que mejora la circulación.

Otros efectos a destacar son que relaja los músculos, por lo que se usa para renovar contracturas en cualquier zona del cuerpo, y estimula la producción de colágeno y calcio regenerando los tejidos y  mejorando el cartílago de nuestros huesos.

La magnetoterapia es una terapia alternativa en la cual se aplica un método sobre el cuerpo en el cual se aplican campos magnéticos constantes o variables con la finalidad de curar determinadas afecciones.

La vida está ligada a las radiaciones magnéticas tanto en las plantas como en el ser humano, las cuales son afectadas para bien o para mal y en muchas ocasiones son inevitables. Por todo esto es importante indagar de qué manera influye el campo magnético y electromagnético en el ser humano y organismos vivos, y también conocer el beneficio y propiedades hacia el hombre de forma directa o indirecta que mejoren su calidad de vida.

Historia de la Magnetoterapia

La historia de la magnetoterapia es bastante larga, esta terapia surgió de una amplia gama de métodos experimentales y practicas las cuales se iban logrando diversos resultados.

La cura mediante el imán se conoce desde hace muchos siglos, la palabra magneto se deriva de la antigua ciudad griega de magnesia donde se efectuaba la explotación del material magnético. Se expresa que las civilizaciones chinas ya conocían el uso de los imanes, 4500 años antes de cristo. Y se expresaba que el emperador romano Claudio se curaba con baños llenos de peces eléctricos (peces raya) los cuales descargaban corriente eléctrica al contacto con su cuerpo, generaba un campo magnético.

Efectos terapéuticos

En investigaciones de diversos centros científicos se han certificado los distintos beneficios positivos que tiene la magnetoterapia o magnetofield y el efecto calmante del campo magnético sobre el sistema nervioso central, en el periférico y en la musculatura, por estas investigaciones se ha comprobado la acción mioenergetica y espamolitica sobre los músculos del ser humano y la acción antialérgica, cicatrizante y trófica.

La magnetoterapia ayuda en los tratamientos ortopédicos y traumatológicos ya sean invasivos o no ya que inducen en el organismo cambios de la membrana celular de los tejidos, metabólicos, de los procesos enzimáticos.

La magnetoterapia ejerce un efecto terapéutico en el tratamiento de la neuritis lumbar y sacra de niños manifestados por dolores fantasmas.

La magnetoterapia ha comprobado de una manera experimental el empleo del campo magnético.

En la actualidad está siendo utilizado para la curación de procesos inflamatorios de la pelvis y en el proceso de endometriosis.

Con todo lo expuesto podemos podemos mencionar que la magnetoterapia está enfocada en los siguientes aspectos:

  • Bioestimulador
  • Analgésico
  • Antiinflamatorio
  • Antiedematoso

Aplicación de la magnetoterapia

Las principales aplicaciones de la magnetoterapia  en la medicina con fines terapéuticos son los siguientes:

  • Alteraciones de la circulación sanguínea cerebral luego de algún accidente cerebro vascular.
  • Polineuritis y neuritis en diferentes lugares y dolores fantasmas.
  • Inflamaciones de los ganglios.
  • Enfermedades izquémicas ligeras y de grado medio del corazón, endoarteritis, arteriosclerosis oclusiva de los vasos de las piernas y los brazos.
  • Insuficiencia venosa crónica, incluyendo alteraciones tróficas.
  • Enfermedades distróficas e inflamatorias de las articulaciones; fractura de huesos tubulares y del maxilar inferior.
  • Dermatitis crónica, psoriasis, esclerodermia.
  • Heridas de tejidos blandos.
  • Otitis agudas, amigdalitis, odontalgia y flemones postoperatorios.

La magnetoterapia se puede aplicar sobre todas las áreas del cuerpo aunque se centra principalmente en la parte superior del cuerpo ya que es donde se encuentran los órganos más importantes del organismo. Sin embargo, de igual manera en la parte inferior aparecen multitudes de patologías que pueden ser aliviadas gracias a la magnetoterapia.

El objetivo principal del magnetismo se centra en la parte superior del tronco, que es donde más efectivos son los tratamientos.

El biomagnetismo ha logrado avances notables en el tratamiento de las personas, logrando la recuperación en casos en los que la medicina tradicional no había conseguido resultados para los pacientes.

 

Biomagnetismo

Es un tratamiento suplementario avanzado que  fue creada por el doctor científico mexicano Isaac Goiz Durán en 1988. Esta terapia está indicada para tratar diferentes patologías, la cual  consiste en colocar imanes en diferentes ubicaciones del cuerpo donde este el daño restituyendo de esta manera el balance energético del mismo, favorece la prevención de síntomas y facilita el mejoramiento de la enfermedad e impulsa la recuperación física y emocional, que van desde curar los síntomas de un resfriado hasta librar al paciente de tumores.Con este método de imanes se encarga de aliviar diferentes enfermedades depresivas y anímicas que pueda padecer el paciente.

 Algunos terapeutas biomagnetistas, explican que el cuerpo tiene un campo magnético, por el que circulan iones que viajan por el cuerpo, por lo que se tiene  electricidad y por lo cual produce pulsaciones erradas causadas por enfermedades del organismo y si éste se logra restaurar los microorganismos patógenos mueren. Precisamente es por eso que el biomagnetismo busca que los imanes restauren el pH, provocando un ambiente incómodo para estos microorganismos, favoreciendo su eliminación.

El Tratamiento

Esta terapia alternativa actúa sobre todos los puntos existentes del cuerpo humano y cuando una zona del cuerpo tiene un desequilibrio en el pH, el lado oriental del cuerpo se encoge. El terapeuta debe poner en ese lugar dañado un imán positivo, y otro negativo para que empiecen a actuar sus efectos positivos.

Para aplicar esta terapia es recomendable que la persona a ser tratada asista  con ropa de abrigo, comido e hidratado, ya que el agua es fundamental para aplicar el tratamiento con los imanes.

Las sesiones suelen durar una hora y en función del caso, el número de sesiones varía. Estas terapias sirven para cualquier tipo de enfermedad o malestar, sin embargo no se recomienda a mujeres recién embarazadas ni a pacientes con cáncer que estén recibiendo la quimioterapia, porque esto  modifica el campo biomagnético del cuerpo, y anula los diagnósticos y el rastreamiento de la patología.

Sí se puede tratar a pacientes con cáncer, pero cuando no están recibiendo la quimioterapia o después de un año de haberla recibida.

Si la persona a tratar cuenta con un marcapasos, evitaremos siempre la zona del marcapasos.

Es bueno destacar que el biomagnetismo es un tratamiento complementario que combinados con la medicina formal tiene excelentes resultados curativos.

Se basa fundamentalmente en tres técnicas principales:

  • Exploración: consiste en revisar el paciente hasta chequear el total de los puntos de rastreos del cuerpo.
  • Impacto: es la aplicación de los imanes en la parte afectada del paciente.
  • La Repolarización: consiste en confirmar la mejoría del balance bioeléctrico corporal.

Después de aplicadas estas tres técnicas se puede decir que se ha completado la sesión, estas  varían según la patología de la persona.

Los beneficios de esta terapia son esenciales porque se trabaja con tres técnicas, antes, durante y después de la enfermedad: antes se utiliza para prevenir la enfermedad, durante porque este tratamiento se combina con la medicina formal científica y produce efectos curativos muy rápidamente y después porque ayuda con la rehabilitación del paciente.

Son muchas las ventajas de utilizar esta terapia: mantiene activa la energía del cuerpo. Fortalece el sistema inmunológico. Disminuye los síntomas del estrés. Acelera el proceso de desintoxicación. Ayuda a la circulación sanguínea. Mejora el buen funcionamiento de órganos y sistemas. Produce  la auto-reparación de tejidos.

Funcionamiento

Se trabaja con un campo magnético estático, el cual produce un efecto positivo de mejoría del balance bioeléctrico corporal reorganizando el equilibrio energético. Unas de las principales causas de estos electrones desordenado y caótico son producidas por estrés. El cual produce toxinas disfunción de glándulas, infecciones y/o cualquier otra enfermedad en el organismo, de igual forma los imanes producen un efecto positivo en la electricidad del cuerpo,  En otras palabras, se puede decir que el Biomagnetismo ayuda al organismo a curarse por sí mismo, restablecer el ritmo cardíaco o eliminar cualquier problema de salud existente del paciente.

Es de suma importancia saber que no siempre se puede aplicar este tratamiento existen casos como a las personas que están en riesgo de vida, ejemplos de estas situaciones son: infarto al corazón, accidente vascular cerebral, hemorragia masiva, estados de shock, obstrucción aérea, etcétera. Lo más recomendable en estos casos es que el afectado se dirija al centro de salud más cercano para que reciba el tratamiento adecuado por un especialista medico bajo una supervisión medica constante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *