Reiki: conoce sus verdades y mentiras

El reiki es una práctica de origen asiático que consiste en trabajar la energía del cuerpo para aliviar las dolencias del ser humano, se conoce como una técnica espiritual que suele ser muy mal vista por la ciencia, sin embargo es aceptada por doctores y terapeutas.

Esta terapia fue desarrollada en el año 1922 por el budista zen japonés MikaoUsui, y es importante acotar que no es una tradición milenaria. Gracias a la práctica que le dieron varios terapeutas o maestros como les llamaban fue que se volvió popular en los años próximos.

Se dice que en el reiki existe una energía vital conectada al universo.

Dentro de esta terapia se encuentra el cosmos e inclusive la naturaleza. En los seres humanos cuando esta energía fluye a través de su cuerpo, sus defensas se encuentran activas, y es ahí cuando el organismo logra experimentar el máximo bienestar.

Cuando esta energía deja de fluir, es cuando dicen que aparecen las enfermedades como: el estrés, la ansiedad, y otras molestias que hacen que el individuo se sienta muy mal de salud y de ánimo.

¿Cómo funciona el reiki?

De acuerdo a esta creencia, funciona cuando otras personas pueden transmitir su energía vital a través de las manos y esto hace que logre desbloquear su flujo vital y de ese modo reactiva así su sistema inmunológico y lo que se conoce como autosanación.

Cuando los chakras se bloquean es cuando las defensas inmunológicas y emocionales del ser humano bajan, y se producen las enfermedades físicas y mentales.

Por tanto, el reiki funciona no sólo a nivel físico, sino también emocional, mental y espiritual, para mejorar el estado de las personas en todos los ámbitos.

En la parte física de la terapia el maestro de reiki coloca las manos en diferentes partes del cuerpo, los puntos energéticos conectados con cada chakra.

Las partes del cuerpo en donde se suele poner en práctica esta terapia son: el cuello, la espalda, la cara, la barriga, las manos entre otros, en esas partes es donde se les practica la terapia reiki a las personas pues es ahí donde los pacientes han visto mejoría en su cuerpo.

Mentiras del reiki

Es importante dejar en claro que el reiki, es lo contrario de lo que mucha gente piensa, es importante acotar que no cura enfermedades.

Nada suele confirmar que esta práctica sea completamente verdadera y que tenga el poder de sanar. A pesar de que se dice que “las manos entrenadas por un maestro o terapeuta” posiblemente puedan mejorar el estado de ánimo que tenga la persona afectada.

Sin embargo, muchas son las personas están convencidas de que el reiki, ayuda a curar el estrés, la ansiedad, dolores musculares y alivia el dolor en enfermedades como el cáncer y enfermedades crónicas.

Un dato curioso es que en la actualidad se ofrecen sesiones de reiki en hospitales, y en clínicas en todo el mundo, gracias a esto muchos seres humanas afirman que mejoraron en muchos aspectos de su vida  sobre todo en su estado de salud y esto gracias a esta terapia.

Hoy en día, es en los propios hospitales es donde los pacientes contactan a especialistas del reiki, buscan organizaciones que dicten esta terapia para que asistan a los centros hospitalarios pues las personas enfermas suelen exigirlos para sentir paz y bienestar.

Como ya antes se mencionó el reiki es una terapia que brinda tranquilidad, bienestar, armonía, y que se considera que es una solución para que el individuo encuentre la paz, el bienestar, y el gozo que necesita todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *